El Premio Nacional a la Calidad fue instituído por Ley 24127 para "la promoción, desarrollo y difusión de los procesos y sistemas destinados al mejoramiento contínuo de la calidad en los productos y en los servicios que se originan en el sector empresario...., a fin de apoyar la modernización y competitividad de esas organizaciones".

¿Quién premia ?

El Art. 3 de la Ley 24127 establece que "la Nación Argentina otorgará anualmente el Premio, que será entregado por el Presidente de la Nación, en la ceremonia o acto que se realice al efecto."

La misma Ley establece que "la administración del Premio Nacional a la Calidad será ejercida por una Fundación creada con ese objeto por esta Ley" y que el Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos es la Autoridad de Aplicación del Premio para el Sector Privado.

¿Cómo se premia?

El proceso de elección se realiza en función de una serie de criterios de evaluación, básicamente aplicables a todo tipo de organización.

Estos criterios de evaluación están sustentados en tres componentes que conforman el modelo de evaluación:

  • Liderazgo: cualquier proceso de transformación hacia una organización de calidad se inicia en la decisión y vocación por lograrlo de quienes la conducen.
  • Sistema de Gestión: la acción continúa con el establecimiento de un sistema de gestión que incorpore en todos sus niveles los principios, técnicas y herramientas actuales de la Calidad.
  • Resultados: finalmente, como consecuencia de ambos componentes, se obtienen los resultados deseados por todos los sectores involucrados en la operación de la organización.


¿Quién evalúa?

El proceso de evaluación y elección es realizado por una Junta de Evaluadores designada por el Consejo de Administración de la Fundación, pero que funciona con total autonomía técnica de este cuerpo.

La Junta de Evaluadores tiene dos niveles: uno de evaluación, a cargo de los Examinadores; y otro de juzgamiento, a cargo de los Jueces.

Tanto Jueces como Examinadores son seleccionados por concurso de antecedentes, trabajan ad honorem y son renovados anualmente.